Marbella es uno de los destinos más populares de nuestro país para hacer una escapada de fin de semana o pasar unos días de vacaciones. Y no solamente a nivel nacional, sino también a nivel internacional. Cada año son más los turistas de todos los rincones del mundo que llegan a la ciudad para disfrutar de sus playas, sus tiendas de lujo, sus restaurantes con estrella Michelín y su gran variedad de actividades de ocio. Pero además del propio casco urbano, el visitante también puede disfrutar de otras actividades relacionadas con la naturaleza en Marbella. Estamos hablando de parajes tan impresionantes como el Parque Natural de la Sierra de las Nieves. Un paraíso de contrastes situado en el corazón de la provincia de Málaga cuyas cimas superan incluso los 2.000 metros de altura y que posee el laberinto de cuevas y galerías más complejo de toda Andalucía. El lugar ideal para los amantes de la espeleología.

Sierras blanquecinas y calizas de abruptas formaciones que se entremezclan con montes alomados de tonos rojizos. Pero aunque el parque supone todo un espectáculo en cualquier rincón que el visitante desee conocer, lo cierto es que los amantes del montañismo no pueden dejar pasar la oportunidad de visitar el Pico Torrecilla (1.919 metros de altitud).

Otro de los mayores atractivos de la Sierra de las Nieves son los bosques de pinsapos que alberga en su interior. Este abeto de tipo mediterráneo se encuentra en las frías y húmedas umbrías. Una reliquia botánica que tiene sus orígenes en la época glaciar. Un reducto de este periodo que actualmente solamente podemos encontrar en este parque, en la Sierra de Grazalema y en Los Reales de Sierra Bermeja, siendo el de la Sierra de las Nieves la de mayor tamaño. Descendiendo en altura, empezamos a encontrarnos con los bosques de encinas y alcornoques o algunas manchas de algarrobos y castaños. Un paraje que invita al viajero a conocerlo en profundidad realizando alguno de los recorridos de ciclomontañismo como el de Monda-Istán.

Pero además, el Parque Natural de la Sierra de las Nieves es hábitat de una gran variedad de fauna que va desde los mamíferos como la cabra montés, fácil de ver en las partes más altas, y el corzo, hasta aves rapaces como el águila real y la perdicera o el búho real.

¿Qué hacer en la Sierra de las Nieves?

El relieve escarpado de la Sierra de las Nieves ofrece unas vistas espectaculares que llegan hasta el mar y una amplia red de senderos bien señalizados para realizar todo tipo de actividades de turismo activo. Senderismo, cicloculturismo y escalada en montaña son solamente algunas de las alternativas que puede elegir el viajero que llega para pasar sus vacaciones en la naturaleza en Marbella. Pero además, el relieve poblado de simas, barrancos y pozas ofrece un escenario ideal para la práctica de la espeleología o de descenso en barrancos. Y aprovechando antiguos caminos, veredas y coladas, en muchos casos antiguos caminos de bandoleros, algunas empresas ofrecen rutas 4×4 por la zona, paseos a caballo y actividades náuticas en el Embalse de la Concepción.
No obstante, no todo va a ser deporte. Para aquellos que quieran conocer los encantos de la zona, también pueden visitar los pueblos de la zona que en el pasado fueron asentamiento de diferentes culturas. Aunque fueron los musulmanes los que dejarían su huella en mayor medida en el legado histórico. Un buen ejemplo de ello son los castillos y murallas que podemos encontrar en monda, El Burgo, Istán o Tolox. Pero la influencia árabe también está presente en su gastronomía con platos tan exquisitos como las gachas de harina con miel, el queso de almendras o la sopa de los siete ramales.