La mayor parte de las personas que disfrutan de unas vacaciones en Marbella suelen hacerlo en los meses de verano. Pero lo cierto es que en invierno la ciudad también ofrece una gran variedad de actividades de las que poder disfrutar en familia, sobre todo en Navidad. Y es que además de las propias tiendas, restaurantes y lugares de interés que pueden visitarse, durante las fiestas navideñas se organiza un programa de actividades para todos los gustos y para todas las edades, especialmente para los más pequeños. Y como no podía ser de otra manera, el área comercial más internacional de Marbella no podía mantenerse al margen del espíritu navideño que impregna las calles en estas fechas.

Pero además, durante estos días el sol brilla sobre el cielo azul, ofreciendo un clima muy favorable a los visitantes. No en vano, Marbella cuenta con 325 días de sol al año y temperaturas medias de 18oC. Por todo ello, una escapada familiar a Puerto Banús es una opción ideal para pasar las navidades. A continuación te traemos algunas de las actividades que puedes hacer y sitios que puedes ver en Puerto Banús y que encantarán a toda la familia.

  1. Ver la Plaza de los Noranjos con naranjas

La Plaza del Ayuntamiento, llamada Plaza de los Naranjos, está preciosa en esta época. En primavera podemos ver los naranjos en flor y aspirar su agradable fragancia, en verano brotan las yemas, pero en invierno es el único momento del año en que pueden verse los naranjos cargados de fruta y contemplar el colorido paisaje que dan a la ciudad.

  1. Tomar chocolate con churros

Con 18oC apetece mucho más un chocolate caliente con churros que en verano. En los días de Navidad el sol se va mucho antes y tomar un reconfortante chocolate con churros con toda la familia mientras vemos como va cayendo el día es una experiencia preciosa.

  1. Pasear por el casco histórico por la noche para ver las luces de Navidad

El casco antiguo de Marbella es uno de los más populares de toda Andalucía. Y es que a pesar de ser una ciudad moderna, ha sabido mantener la esencia de pueblecito andaluz, al igual que Puerto Banús. Imagina además poder verlo todo lleno de luces de Navidad. Un espectáculo de impresionante belleza con el que disfrutarán también los más pequeños.

  1. Cantar villancicos tomando el sol o incluso bañándote en la playa

No hace falta ir al Caribe para poder disfrutar de unas vacaciones en la playa. Una escapada familiar a Puerto Banús también es ideal para poder disfrutar comiendo al aire libre o tomando el sol en la playa. En esta ciudad el sol del invierno resulta muy agradable, sobre todo si piensas que la semana anterior estabas en tu ciudad con bufanda y guantes.

  1. Ir de compras por Puerto Banús

Durante estas fechas en Puerto Banús hay menos gente que en verano. Por eso, si te apetece ir de compras a las mejores tiendas de lujo de Marbella, es el momento perfecto para hacerlo. Imagina poder entrar a una boutique y poder comprar tranquilamente recibiendo todas las atenciones de las dependientas. El sueño de cualquier fashion victim.

  1. Poder lucir un precioso vestido en Nochevieja sin tener que taparlo con un abrigo

Con las suaves temperaturas que hacen en Marbella en esta época, alrededor de los 15oC, puedes permitirte dejar el abrigo en casa y presumir de tu nuevo modelito. Pero además, Marbella es una ciudad muy rica en mezcla de cultura y costumbres por lo que se admite casi todo. Es posible asistir a una fiesta de Navidad vestida como una auténtica estrella de Hollywood o ir con un look más desenfadado.

  1. Disfrutar de los mejores atardeceres del año

Entre diciembre y febrero el sol se encuentra en su punto más bajo, por lo que es posible contemplar algunas de las puestas de sol más impresionantes del año sobre el mar. Un espectáculo imposible de ver en verano.