No cabe duda de que la bicicleta está de moda. Cada vez más personas se apuntan a este deporte que además de ser muy saludable, les permite recorrer largos kilómetros  a través de bellos paisajes por lugares que no resultan accesibles en coche. No hay nada mejor que pasar un día en familia o con amigos practicando deporte y contemplando paisajes que tanto contrastan con los que estamos acostumbrados a ver en nuestro día a día. Algo que ocurre especialmente en ciudades tan urbanas como Marbella donde a pesar de los grandes lujos, hoteles, restaurantes y tiendas de primeras marcas, el viajero muchas veces necesita escapar de la vida urbana y fundirse con la naturaleza.

Por eso, si estás pensando en pasar unas vacaciones en Marbella, hoy te traemos una de las mejores rutas que puedes hacer desde la ciudad hasta el bello paraje de la Sierra de las Nieves en Ronda. Nosotros te recomendamos que lo hagas desde Ronda, ya que esta sierra es el punto más alto de la provincia de Málaga y la subida puede resultar costosa si no estamos acostumbrados. En cambio, desde Ronda es casi siempre una ruta en descenso hasta la costa. El 80% del recorrido es cuesta abajo. Además, el estar menos cansado te ayudará a disfrutar más de un paisaje que fue declarado Parque Natural en 1989 y que por su belleza y su riqueza biológica es también Reserva Mundial de la Biosfera. Un entorno impresionante.

Un recorrido muy asequible incluso para aquellos que no estén habituados a hacer rutas en Mountain Bike. De hecho su dificultad es media-baja y su duración es de entre 2 y 4 horas. Depende de los descansos que se hagan y de lo experimentados que estén los ciclistas. La ruta atraviesa bellos y pintorescos lugares en  entornos naturales por los que no te cruzarás con ningún vehículo, por lo que podréis ir a vuestro ritmo sin correr ningún peligro. Escarpados y serenos territorios que se caracterizan por unas condiciones ideales y por un clima excepcional que ofrecen las cordilleras montañosas que corren paralelas a la Costa del Sol.

Si decides hacer la ruta desde Marbella, solamente encontraremos una parte llana en los primeros kilómetros. En cuanto llegamos al cruce de la N-340 con la carretera de Ronda y hasta llegar al Puerto del Madroño deberemos salvar un desnivel de nada menos que 1.000 metros a lo largo de 23 kilómetros. Solamente al llegar al Puerto del Madroño nos encontraremos con una ligera bajada de 6 kilómetros y medio para empezar otra vez a subir. Pasando la Cruz del Hierro, con excepción de algún tramo de ligera subida, casi todo el trayecto es ya de bajada.

En ambos casos los senderos que separan ambas ciudades son sinuosos, por lo que hay que guardar ciertas precauciones e ir equipados siempre con elementos de protección, agua suficiente y un pequeño botiquín en el caso de que tengamos algún pequeño accidente. No obstante, ten por seguro que los paisajes que podrás contemplar a lo largo del camino merecen la pena.